1. ¿Qué es la diabetes gestacional?

La diabetes gestacional es una alteración del metabolismo de los hidratos de carbono que detecta durante el embarazo.

Dicho de otra forma, el cuerpo no puede metabolizar correctamente los hidratos de carbono que ingiere la embarazada, por lo que esos hidratos de carbono, ya convertidos en glucosa, quedan en la sangre y llegan al feto a través de la placenta.

  1. ¿Cómo se diagnostica la diabetes gestacional?

A todas las gestantes se les realiza una prueba de cribado universal con la administración de 50 g de glucosa por vía oral, que se llama Test de O’Sullivan y que se realiza entre las 24 y 28 semanas de gestación. En algunos casos, si existen factores de riesgo, esta prueba se puede realizar también en el primer trimestre del embarazo. Si el resultado de la prueba fuera igual o superior a 140 mg/dl, se tendría que realizar otra prueba más compleja que se llama Sobrecarga Oral de Glucosa (SOG). Consiste en la determinación de la glucemia en sangre en ayunas y después de la administración de 100 g de glucosa a los 60, 120 y 180 minutos. Si dos o más valores de esta prueba resultan alterados, se realizará el diagnóstico de Diabetes gestacional. Si fuera sólo 1 valor el que resulta alterado, se diagnosticará de Intolerancia a Hidratos de Carbono.

  1. ¿Cómo afecta la diabetes gestacional al feto?

Cuando un feto crece en un medio hiperglucémico, es decir, cuando la sangre de la madre tiene valores altos de glucemia de forma mantenida, su organismo debe producir mucha insulina para contrarrestarlo. Las posibles consecuencias son macrosomía (feto muy grande), crecimiento intrauterino retardado (muy pequeño) o riesgo de pérdida de bienestar fetal intraútero. Se ha demostrado que con los años, estos niños tienen más riesgo de tener obesidad o alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono en la edad infantil o adulta.

  1. ¿Cuál es su tratamiento?

El tratamiento de la diabetes gestacional es, en un inicio, la alimentación y el ejercicio y realizar un control de las glucemias en sangre a lo largo del día (medición de dextros). Con una dieta equilibrada, controlando los hidratos de carbono que ingiere la gestante y con el ejercicio (sobre todo tras las ingestas) para metabolizarlos más fácilmente, se consiguen controlar la mayoría de las gestantes que sufren esta alteración.

Los controles de dextros se realizarán en diferentes momentos del día, aproximadamente 3-4 veces al día en un principio, pudiendo disminuir la frecuencia si hay buenos controles. La propia gestante tendrá el material necesario para realizar las mediciones (glucómetro y tiras reactivas) y anotará en una tabla similar a ésta los valores. Su médico le indicará la frecuencia y momentos del día en que realizar las mediciones.

DESAYUNOCOMIDACENA
ANTES1 o 2 h despuésANTES1 o 2 h despuésANTES1 o 2 h después
      
      

Los objetivos de glucemia son los siguientes:

– En ayunas: menor de 95 mg/dL

– 1 h tras la ingesta: menor de 140 mg/dL

– 2 h tras la ingesta: menor de 120 mg/dL

  • Dieta:

Se recomienda una dieta con una cantidad de calorías adaptada a cada gestante, en función de su IMC (índice de masa corporal), pero respetando la proporción de 40-50 de carbohidratos, 20% de proteínas y 30-40% de grasas. Se realizarán 3 comidas diarias y 2-4 tentempiés para evitar hipoglucemias en ayunas e hiperglucemias postprandiales.

  • Ejercicio físico:

Se aconseja ejercicio aeróbico moderado con asiduidad, por ejemplo salir a pasear una hora diaria o caminar 30 minutos después de las comidas.

  • Tratamiento farmacológico:

Si no se consiguen buenos controles de glucemias con la dieta y el ejercicio prescrito, su médico le derivará al médico especialista en Endocrinología, para valorar tratamiento con Insulina.

  1. Información y consejos
  • Evita el consumo de hidratos de carbono simples: pastelería, zumos (incluyendo los naturales), miel, refrescos….
  • Evita las bebidas estimulantes como el café o el té.
  • Reduce el consumo de cafeína.
  • El aceite más aconsejable es el de oliva.
  • Edulcorantes permitidos: aspartamo o stevia. La sacarina (E 954) no está permitida durante la gestación.
  • Condimentos de uso libre: ajo, vinagre, limón y especias.
  • Son preferibles técnicas de cocina como el vapor, hervido, escalfado, honro, papillote o plancha. Evita al máximo los fritos y los rebozados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .